ZOZOBRAS

La voluntad de hacer obra, voluntad de hacer desde que obra poiêsis es y de entrada voluntad en obra, de golpe zozobra. Pasado el impacto inicial, que no deja de pasar intacto ni aun del todo, trazaduría, diferida, desemplazamiento o aun denegación y/o resistencia mediante, ¿qué queda de la voluntad en obra? Restos, ruinas, nonadas, sobras – de un mundo supuesto mundo, voluntad, sentido, yo en obra. De sobra: sentido pésame de un resto heterogéneo a sí – y al mundo, a la mundialización como a la voluntad de hacer mundo, de arte y poderío (His art is of such power, / It would control my dam’s god, Setebos [subito gridò: Setebos, et fecemi segno; A. Pigafetta, Stretto, octubre, 1520], / and make a vassal of him; W. Shakespeare, The Tempest). Sospecha, con todo, la obra, que en la desobra sigue operando de modo negativo o por sustracción, como falta de sí o nada de sí (tal opus absconditus). Sospecha: cree no creer, la obra. Lo que sobra ni sospecha ni no sospecha es que para el mundo y sus des/creencias está naturalmente de más, sin apelación, literalmente sobra. Queda así que si hay sobras que son restos de un mundo fueran restos de un “mundo” (Occidente, Pacha o Mapu, para el caso, lo mismo, si traducimos como lo hace [todo] el mundo, esto es, si evitamos la herida en diferida, menuda zozobra). Que este resto, este de se dé en prueba de pertenencia a lo que no hay (un mundo sin más, totalidad remisiva), no puede sino asombrar y hacer sonreír a lo inminente de sobra. Pues sobra cada vez está en camino antes de hacerse camino, luz o sombra: una sobra nada es ni es nada, ¿habrá que repetirlo? Un aguayo, en tanto, que de entrada entrevérase más de uno sin ser necesariamente dos (dado lo chhima o chuyma entre sístoles y diástoles, taypi y/o marka, wak’a que lo escande), nonada resta, por más que para el mundo como para el trascendental inmundo nada (no) sea. Aguayo hay, con todo, allende aquende, antes y después de todo. Y claroscuro, de corazón batiente, i/local i/leyente. Y dicha, aun en la máxima, más estrecha, extrema zozobra, hay. Con dado inescrito. En pampa. Y sobra.