Colombia: Bibliotecas Públicas y corrupción

Pero si la creación física de Bibliotecas es hoy un anacronismo, la dotación de ellas con libros de papel, producidos para comunidades peninsulares, con otras lenguas y tradiciones, ignorando fulleramente la enorme producción de impresos, audios, videos, filmes e instalaciones de las pequeñas editoriales y productoras colombianas, es un crimen de estado. Hay que repasar los listados de ítems que componen los comités para saber que ellos están integrados por empleados ad hoc de las editoriales y librerías designadas a dedo por los agentes de los Polanco.