Arkadii Dragomoshchenko en castellano

Sí, que escatimo lo guía el vino, silencio,
la terminación de los dedos. Por eso se escribe luego:
“victoria y armuelle”.
Queda que venga – el sitio. Los dioses mendigos junto al fogón.
Se quedaban. Eran. Con ninguno se repartían en venganza.
La envidia los distinguía. Como jarros vacíos.
Pero nosotros vivíamos. Sin saber por qué es que se sabe
que inicialmente es desconocido.