El bloqueo a la bloguera cubana

El 15 de enero de 2008 escribía en un diario chileno una columna sobre una reciente bloguera cubana que empezaba a ser mencionada primero por  cubanos fuera de la isla porque ni en la isla misma, dado el nulo acceso a internet, la conocían ni menos la leían.

Tampoco en Chile en 2008 nadie aún la mencionaba de tal manera, y  con toda modestia,  fui el primero que habló extensamente de su blog y hacía yo mismo una síntesis de hasta en ese entonces  -desde cuando en abril de 2007 comenzó ella a escribir-  de todas sus breves crónicas sobre la realidad cotidiana de Cuba bajo un régimen dictatorial.  Menos era mencionada por las revistas de izquierda chilena porque sin duda la consideraban una contrarrevolucionaria. Ella se llama Yoani Sánchez.

Entonces escribí lo siguiente. Hay un blog escrito desde Cuba, con muchas dificultades por Yoani Sánchez bajo el título de “La generación Y”.  Ella explica el título del blog: “Es un blog inspirado en gente como yo, con nombres que comienzan o contienen una “y griega. Nacidos en la Cuba de los años 70s y los 80s, marcados por las escuelas al campo, los muñequitos rusos, las salidas ilegales y la frustración. Así  que invito especialmente a Yanisleidi, Yoandri, Yusimí , Yuniesky y otros que arrastran sus ‘y griegas.” El blog de Yoani es realmente casi una constatación, pero mucho más diversa de lo que la chilena Camila Guzmán hizo con su documental sobre Cuba “El telón de azúcar” (2006). Como también lo es el documental de Fernando Pérez “Suite Habana” (2004). Su blog son testimonios cotidianos de la vida actual en Cuba, donde la parálisis política de la esperada revolución ha inmovilizado al país, frustrando todos los sueños que se propusieron en enero de 1959.  El blog de Yoani comenzó en abril de 2007 y en los últimos meses de 2007 adquirió  una atención mundial llegando a recibir medio millón o más de visitas, las que fueron en aumento. Es actualmente el blog que alcanza mayor atención y es leído mucho más que un blog hecho por García Márquez, Carlos Monsivais o tanto joven (hombre o mujer) que publica en la red y dice que su blog tiene mil entradas cada día. Hasta aquí lo que entonces escribí.

Puede resultar curioso que si en Cuba no existe la libertad de navegar en Internet, Yoani pueda hacerlo hasta ahora en 2009. Y más aún postear un blog que al aparato ideológico del partido comunista cubano le deje indiferente. El gobierno simplemente la deja encerrada en la isla sin que se mueva de allí y tampoco es mencionada en ningún medio oficial ni tampoco se le publicará ninguna de sus crónicas en los únicos 4 diarios del regimen. Con eso es ya suficiente. Tampoco para el Ministerio de Cultura, Casa de las Américas (Fernández Retamar jamás la publicaría en su revista por cierto), Yoani Sánchez no existe. Menos, o haciéndose los sordos y ciegos, los escritores, periodistas adictos al régimen, de America Latina, Estados Unidos o Europa, que viajan a la isla y  besan las manos de los hermanos Castro, les interesa mencionarla.

El server de Yoany no está en Cuba sino fuera de Cuba, en Europa, y desde allí es como se editan los envíos que Yoani  hace desde Cuba. ¿Cómo lo ha hecho?  Ella muchas veces lo ha explicado. A través del servicio de internet que ofrecen los hoteles sólo para turistas en Cuba donde ella clandestinamente se ha podido “colar”. Escribe en su computador la crónica, la pone en un flashdrive,  y así la envía al exterior a través de servicios de Internet de hoteles para turistas. Aún lo sigue haciendo porque aún no existe un Internet libre en la isla.

Por la negación a poder expresar libremente y públicamente en la isla lo que escribe Yoani Sánchez, junto a cuatro negaciones del gobierno cubano de que ella salga  de Cuba a recibir cuatro premios internacionales por su periodismo, es claro que estamos ante un régimen totalitario del que Cuba en nada se diferencia de los regímenes comunistas de antes de la caída del Muro de Berlín.

Es lo que Herta Müller, alemana-rumana,  premio Nobel de Literatura 2009, decía en la Feria del Libro de Frankfurt este octubre: “Lamento que el fin de las dictaduras en China, Irán y Cuba no parezca cercano. Esas dictaduras dibujan una visión ideológica del ser humano que no es nunca cierta. El hombre soviético, por ejemplo, no era real ni verdadero; por esos las dictaduras acaban reventando; yo tuve la suerte de sobrevivir a una dictadura pero tengo amigos que murieron antes y eso es algo que todavía me duele”. Palabras que se aplican perfectamente a lo que el gobierno cubano hace con sus ciudadanos: manejarlos siempre como niños y no permitirles que opinen distinto a un padre dictatorial. El  que no da permiso para que sus hijos no salgan nunca de casa (nota 1).

La cuarta negación fue recientemente. El gobierno cubano le prohibió este 15 de octubre a Yoani Sánchez salir de Cuba para recibir unos de los premios más antiguos y prestigiosos de periodismo en el mundo.  Es el premio “María Moors Cabot” que da cada año la conocida Universidad de Columbia de Nueva York. Si aquello no es una evidencia de represión a la libertad de opinar distinto en Cuba, me gustaría saber qué es lo que dicen los periodistas de izquierda de America Latina,   o en Rebelión,  o el conocido Monde Diplomatique. Que sus periodistas  pudieran analizar este hecho insólito que ocurre en Cuba constantemente porque allí nadie puede viajar fuera del país sin permiso ni menos publicar nada que contradiga la línea del régimen y del partido comunista cubano. Hasta Amnistía Internacional ha sacado una declaración protestando por esta cuarta prohibición a Yoani Sánchez. (nota 2)

Pero quiero finalmente traducir lo que dijo el jurado del premio Maria Moors Cabot” 2009 sobre Yoany Sánchez porque es necesario que se sepa la razón del premio y por qué el castigo implacable de un país totalitario sobre el que opina distinto en su propio país. “Ella es una ciudadana común que usa el internet con un extraordinario poder. En menos de dos años su blog Generación Y ha puesto al resto del mundo en contacto con Cuba, al menos digitalmente. Su blog no es la misma aburrida discusión que por 50 años han tenido Cuba y EEUU. Por el contrario, es una observación original y un duro análisis de lo que vive el cubano cada día con las frustraciones y esperanzas en la isla. Ella con 34 años, filóloga, construye sus crónicas con ingenuidad, con falta de recursos y una enorme audacia, comprando unos pocos minutos allí o allá en los pocos computadores conectados a Internet y disponibles para los cubanos de la Habana. Rápidamente ella baja su crónica y la envía por email o con algún video para sus  devotos lectores en su blog que ya se traduce a 15 lenguas. Ella es leal a  sus  miles y miles de lectores alrededor del mundo. Por su coraje, talento y un gran éxito en tan poco tiempo, el jurado de Maria Moors Cabot tiene el orgullo de darle este premio por su excelencia periodística”.

.   .   .   .   .   .   .   .

 

Nota 1. Video de Yoani Sánchez enviado a la ceremonia de los  premios “Maria Moors Cabot” 2009 en la Universidad de Columbia http://www.cubaencuentro.com/es/multimedia/videos/algun-dia-la-cuba-virtual-podra-tener-un-equivalente-en-la-real

Nota 2. Entrevista a Yoany Sanchez por qué no la dejaron salir de Cuba
http://www.youtube.com/watch?v=_BYPu2d7Yew

 

Javier Campos. Escritor, columnist.