IVÁN HUMANES

Cinco poemas de IVÁN HUMANES Bespín

Selección del cuaderno Hibernia. Tributo a la novela Corrección, de Thomas Bernhard

A Rolando Sánchez Mejías

Cono

A fin de cuentas
nada es tan importante
como la construcción meditada del Cono
en el centro geométrico del bosque de Kobernauss.

Todo hombre tiene una idea que lo
mata lentamente.
Roithamer ya ambicionó componer el Cono.
Hijo suicida / Paraguas negro de un tal Bernhard.

La corrección incesante de la idea
maneras de perseguir lo imposible.
Ése espacio perfecto que debe proteger la vida.
Aislar el alma de las turbulencias de la rara felicidad.

Aniquilar todo lo que rodea al foco
tarea del que lo habita.
Diseñar una sala de meditación sin dolor.
Evitar que se instale a vivir el recuerdo del recuerdo.

Los pájaros negros sobrevolarán el Cono
habitantes mortíferos.
¡El gran teatro de Oklahoma os llama!
¡Sólo os llamará entonces, por primera y última vez!

A fin de cuentas
nada es más peligroso
que la corrección perpetua de un centro exclusivo
en el corazón permanente del bosque de Kobernauss.

 

La zona

Esperanza en el buscador
y en el secreto
de la Zona;
afán de transitar el camino
no explorado. Huir.

Superar el hormigón extinto,
cepa artificial
de la lejana industria;
vestigio de lo anterior.

Renunciar a lo que fuiste
y a lo que eres:
summa barroca
o resta minimalista.

La vista en el camino.
Dentro del mundo pero
fuera
del mundo.

En la Zona poco será permanente.

 

Bosque de Kobernauss

acaso una Región a la vera del camino
que se extiende más allá de cualquier límite por frecuentar
el barro gatea por los árboles a la conquista de copas sagradas

allí
tiempo quieto
piedras y río transcurren
sabedores del fin del tiempo

Kobernauss
olvido del presente
bajo su piel ríos de lava
empujan / comprimen tierra y cielo
ríos son venas vivificantes
no han degenerado sus pastos en fría grieta
aguas traídas con el viento leve

un párpado se abre al bosque
sólo un hombre intuirá su secreto
sólo El Hombre agonizará tras conocerlo.

 

Narrador anónimo

Dijo Bernhard que dijo el Narrador Anónimo
Todo es escuela y en esa escuela soy profesor y alumno
Y en la intensidad entre ambas cosas
Y en la integridad entre ambas cosas
La consecuencia lógica,
El Cono.

 

Hibernia

(In memoriam R. Walser)

Es la nieve un manto que espesa ideas
y marca la profundidad de la bota
(que es profundidad de la idea)
con precisión de medidor atómico.

Caminando sobre huellas
y no desear nada. Recordar: la Naturaleza
no debe esforzarse por ser importante
(lo es).

Preguntar por poesía. No escuchar más que las
sombras. Y alejarse a zancadas cuando llegan
niños que descubren el cadáver de botas
gruesas y levita
negra.

Sobre Iván Humanes Bespín

Nacido en Barcelona (España) en 1976. Licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona y realizó estudios de Filosofía. Codirector de la revista literaria DADO ROTO. Es colaborador de la revista Escribir y Publicar y del sitio electrónico Literaturas.com, para los que ha realizado entrevistas a Martin Amis, Andreu Martin, Fernando Arrabal, Guillermo Martínez, Lázsló Krazsnahorkai, Peter Stamm, Agustín Fernández Mallo o Stephan Audeguy, entre otros. En el 2005 publicó el libro La memoria del laberinto (Biblioteca CyH), que consta de diecinueve relatos cortos. En 2006 el ensayo Malditos. La biblioteca olvidada (Grafein Ed.), del que es coautor. Y en 2007 en la obra 101 coños, que aúna hiperbreves e ilustraciones (Grafein Ed.). Su sitio en la red es www.ivanhumanes.com.