3 poemas de Willy Gómez Migliaro

Poemas

oscurecen los campos de un nomadismo sujeto por sus mitos &
el lenguaje de nuestra sucesión se abre ante un hervidero moderno
sin tiempo de impacto y entierro con espejos cuando suena el mar
y en el acto la gracia de pagar sobreprecio
encaja ya nuestra máscara en el otro
tenemos un sobreviviente objetor
y confiesa amor con poco sentido tal vez
dividamos nuestros placeres de imaginar una ganancia de principiantes
en casinos nocturnos
& plantar certezas al salir o estar solos si refrena el impulso
de una ausencia mejor un pacto de escritura marca
nuestra oscuridad sin vencimiento en la partida de un buen día sin destino
o sea lo que tenga que ser la fijación
& sus asedios aunque rueden nuestros capitales
y tengamos que vestir esfinges de yeso & escuchar la versión de un vals local
o país redefinido representativo de movimiento divisor


negar al rey de la papa sus comuniones justifica nuestro pedido
de progreso justo por un adelanto hasta la deuda
incluso el auto nuevo o la muerte para una mujer peruana y sus tropicalismos
de elegir vacaciones y préstamos en oscuras financieras en medio
de los desclasamientos de arribar aunque dejemos serenata piel oscura
y ya sabemos el dilema que se cae adentro como una costumbre
con polleras por los colores si el mar moja los piececitos
nos lo dijo Morales si un sargazo es el signo
o seguimos la proclama de una traición
aunque el mito en secreto crea la cumbre y el deber de haber cumplido
con el negocio de ser peruano o boliviano o chileno
sórdidos en la claridad redimiendo enfrentamientos por una salida al mar
con dentaduras de la patria para alejar la piel sexual &
exhibir el pellejo como fieras de nuevo salvo el poder fijar
un lado político desde las inhabilidades
abrir ese triunfo de salir a conseguir


desde las exposiciones de Ayar Manco a la cumbia tropical de raudal en raudal
la hacemos en escuelas militares a un paso de los andes al donar los soles
si responde la tolerancia de saber que tienes belleza
no la división al vestir de primavera un país
ya cualquiera intenta saltar no ser una provincia
porque al crear sobrantes vaticinas otra construcción
de relatar la historia del Perú al fondo de la oscuridad
porque al hablar huacos se forma el tiempo de un cuerpo
fardo moderno al levantar cortinas no más
prohibir cualquier denuncia de coser bolsas hace 20 años &
desaparecer el estado de la representación heterogénea
hace 10 años valía era solo cuidar una forma política
hasta llamar al orden todo tipo de mal gusto y curar valles
primero de los signos pero no de cambiar de negar
toda semejanza con el resto

Sobre Willy Gómez Migliaro

(Lima-Perú, 1968). Ha dirigido las revistas de poesía POLVO ENAMORADO (1990-1992) y TOCAPUS (1993-1996). Así mismo ha publicado los libros de poesía ETÉREA, NADA COMO LOS CAMPOS y LA BREVE ETERNIDAD DE RAYMUNDO NÓVAK, todos bajo el sello Hipocampo Editores. Sus poemas han aparecido en diferentes antologías como LA LETRA EN QUE NACIÓ LA PENA, muestra de poesía peruana 1970 – 2004, cuya selección estuvo a cargo de Maurizio Medo y Raúl Zurita (Santo Oficio editores 2004), POESÍA VIVA DEL PERÚ, Selección de Dante Medina, Edic. Universidad de Guadalajara, 2004. CAUDAL DE PIEDRA, veinte poetas peruanos, elaborada por Julio Trujillo (Fondo Editorial de la Universidad Nacional Autónoma de México, 2005).