ADVERTENCIA: Claude Lévi-Strauss

No escribas palabra alguna sobre Claude Lévi-Strauss
Si no quieres enmudecer o rotar por siempre sin labios
No escribas sobre Lévi-Strauss, no dispongas más palabras sobre sus libros
Perderías los párpados por congelamiento
En su nombre se encuentra la cifra de la terrible edad del mundo
Se cuenta que en una inmersión al océano antiguo y espeso
Fue picado por un pez fósil y así adquirió el secreto de los Vínculos
El secreto de la navegación magnética y de las escalas de distancia
Cuando inquirió por la estructura del parentesco fue por saberse
sin linaje humano, inmortal como es
No lo traigas a cuento, no disertes sobre su estilo arborescente
Si quieres llegar a los elotes no acumules más archivos sobre archivos
Que no te seduzca esa inscripción sin fondo: nació en noviembre de 1908
¿Has visto las fotografías de esos indígenas disparando flechas
a los helicópteros en las selvas de Brasil?
¡No son los últimos de los últimos son los nuevos, los primeros!
¡Frutos de la Nueva Orientación con que Lévi-Strauss se eterniza!
100 años son para él los días que no se cuentan: un cambio de piel
Todos quienes han escrito sobre él ya han muerto
¡Detente! Ocúltate entre las páginas de sus libros
Deja que ese viejo astro siga su traslación bajo la inercia polar

Esta “advertencia” fue hallada en los cubículos de Alfredo López Austin, Carlos López Beltrán y Marco Antonio Gallardo, en los institutos de Investigaciones Antropológicas, de Investigaciones Filosóficas (UNAM) y de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, respectivamente.

Por la transcripción: Salvador Gallardo Cabrera

 

Claude Lévi-Strauss à beira do rio Machado